Home > Medical Reference > Pregnancy Guide



Toggle: English / Spanish

Breech - serie

Presentación de nalgas y otras posiciones:

En las últimas semanas de la mayoría de los embarazos, su bebé estará con la cabeza hacia abajo en su útero. Un pequeño porcentaje de bebés adoptan posiciones diferentes, algunas de las cuales hacen más arriesgado el parto vaginal y requieren intervención quirúrgica si el bebé no gira o no es volteado por un obstetra para el momento del parto. A continuación, detallamos algunas posiciones anormales de parto sobre las cuales usted debe tener conocimiento:

Las posiciones de parto anormales y raras abarcan la presentación de cara, presentación de frente y la presentación compuesta, en la cual una mano o pie emerge de la vía del parto con la cabeza o las nalgas.

Síntomas y diagnóstico:

Por lo general, su médico evaluará la posición del bebé antes de que usted entre en el período de dilatación con sólo palpar su útero. Una posición anormal sospechosa se puede confirmar a través de una ecografía y usted y su médico pueden conversar sobre las opciones más seguras para su parto.

Algunas posiciones anormales son más probables bajo circunstancias específicas:

Tratamiento:

Con todas las posiciones anormales, hay un riesgo adicional para la madre y el feto. Un cordón dañado u obstruido puede poner en peligro el suministro de oxígeno del bebé. Si el bebé permanece sin oxígeno por mucho tiempo, puede sufrir daños cerebrales e incluso morir. También, con las posiciones anormales, hay un mayor riesgo de sufrir desgarres cervicales o vaginales.

Preguntas frecuentes:

P: Si tuve un embarazo con posición anormal, ¿cuáles son las posibilidades de que suceda nuevamente?

R: Si el bebé estaba en posición anormal debido a la forma de la pelvis o su útero, las probabilidades de una posición anormal en su próximo embarazo son mayores. En otros casos, la posición puede estar asociada con una afección como trabajo de parto prematuro o placenta previa y no sucederá en otro embarazo a menos que la afección ocurra de nuevo.

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com